10 razones por las que THE PUNK SINGER es la merecida vencedora del festival In-Edit 2013

kathleenhanna-218El documental musical The Punk Singer, sobre la cantante punk Kathleen Hanna (Bikini Kill, Le Tigre) y dirigido por Sini Anderson, se alzó anoche con el galardón a la mejor película en el festival de cine documental Beefeater In-Edit 2013. Te doy mis 10 razones las que me alegré mucho cuando me enteré de su victoria.

Porque por fin sentiremos casi desde dentro lo que se cocía en el movimiento riot grrrl. Kathleeen fue cofundadora del movimiento feminista y reinvindicativo conocido como riot grrrl. Da igual si sabes mucho o poco sobre el mismo, al salir de esta película lo entenderás todo mucho mejor. Hay libros y libros, fanzines y fanzines sobre el tema, pero por mucho que hayáis leído, os aseguro que esta película hará que os lleguéis a sentir dentro de este importante movimiento activista, histórico y cultural. No sólo se cuentan mil anécdotas que reflejan las dificultades que se encontraron Kathleen y sus compañeras, sino las valientes medidas que tomaron en sus propios conciertos para cambiar las cosas noche a noche. No se trata de historia en frío, el documental es un torrente de imágenes y sonido que hacen que la causa te explote en la cara y la sientas en el estómago, como el torbellino visceral y transgresor que fue.

2. Porque responde grandes incógnitas. Además de esclarecer muchos aspectos sobre las riot grrrls, despeja otras grandes preguntas que planeaban sobre los fans de Hannah. Si te encantaron en su día Bikini Kill y Le Tigre y por ejemplo y nunca llegaste a entender del todo por qué estos últimos se separaron cuando estaban en lo más alto, si simplemente te preguntabas por qué Kathleen parecía haber desaparecido de la faz de la tierra, aquí vas a ver y oír (contado desde diferentes perspectivas y narrado valientemente por la propia Kathleen) por qué.

3. Por los testimonios de invitados de excepción. Creo que hasta que he visto estekathleenhannah documental nunca había sido consciente de hasta qué punto Bikini Kill conocían a todo el mundo que era alguien en la escena musical grunge y punk estadounidense de los 90. La película está salpicada con cantidad de testimonios de las ex-components de Bikini Kill y Le Tigre, claro, pero también de Sleater Kinney, Joan Jett y Kim Gordon entre otros, así como del marido de Hannah, Adam Horowitz (Beastie Boys).

4. Por enseñarnos el lado vulnerable de la persona detrás de la artista. La narración de Kathleen en primera persona sobre su enfermedad y cómo le ha cambiado la vida es de las que pone el vello en punta. Sin paños calientes ni fachadas de mujer dura, Kathleen habla abiertamente también de su familia, sus traumas, su entorno y su relación amor-odio con su ciudad natal.

5. Porque te mantendrá en todo momento pegado a la pantalla. La película tiene un ritmo frenético, sobretodo su primera parte. Estamos ante un documental creado con auténtica pasión por lo que se cuenta, y eso se nota. Hay mucha información que comprimir en esos 90 minutos, muchas voces que escuchar, y las grabaciones de conciertos de la época se usan con mucho gusto, utilizándolos para ilustrar con las letras del grupo qué reivindicaban y por qué estaban pasando.

6. Porque Kathleen Hannah era una bestia escénica. Cantó como no lo había hecho ninguna mujer antes, y creó una puesta en escena donde las únicas reglas que existían eran las que ella y sus secuaces imponía. Si por lo que sea no pudiste verla nunca en acción en directo, los extractos de actuaciones en directo en esta película te tendrán sudando y sintiéndote exultante desde la primera canción.

7. Porque si te gusta el grunge, vislumbrarás nuevos detalles sobre cómo era Kurt Cobain. Yo no lo sabía, pero tuvo una relación cercana con Bikini Kill en sus comienzos. También se habla de Courtney Love en la película, aunque no en los términos que cabría esperar a priori.

8. Porque lo que reivindicaban las riot grrrls vuelve a estar más vigente que nunca. No hay mucho que añadir. Cuando vi en el documental imágenes de un concierto para reivindicar el (ilegalizado) derecho al aborto me recorrió un escalofrío. Puede que haga décadas de ese concierto, pero es lo que se nos viene encima.

9. Porque se atrevieron a pasar de los medios. En un mundo en que los medios de comunicación todos lo ven y de todos se enteran, es interesante ver cómo y por qué las Bikini Kill llevaron a cabo un bloqueo informativo casi sin precedentes, y aún así consiguieron hacerse con más y más seguidores.

10. Porque es una historia de superación. Quizá ésta sea la razón más importante. La vida de Kathleen no ha sido ni es fácil, pero lejos de convertirse en una víctima por su enfermedad la veremos hacer de tripas corazón para volver a los escenarios con un nuevo proyecto, The Julie Ruin.

Bookmark the permalink.

3 Comments

  1. Me encanta la crónica, muy bien resumido!

    • Rosario López

      Muchas gracias Laia. Me quedé con ganas de volver a verla, hubiera hecho sesión continua 🙂

  2. Pingback: The Julie Ruin, obligadas a cancelar gira hasta septiembre - Flashes And Sounds

¿QUÉ TE HA PARECIDO? DEJA TU COMENTARIO