Los 15 mejores discos del 2017

Se acaba 2017 y como siempre toca repasar lo mejor que nos ha traído el año en materia discos. Este año nos mojamos y por primera vez vamos a destacar nuestros 15 discos favoritos en formato ranking, de la decimoquinta posición a la primera… Estos son los discos que más han sonado en nuestra redacción este año. Y sí, no te asustes, mezclamos en un mismo ranking metal, indie, rock y lo que nos echen. La música es música.

15 – Mareridt – Myrkur

Myrkur es una rareza y ya lo demostró con M, su anterior album. Los puristas del metal pueden criticarla todo lo que quieran, pero con Mareridt (traducido como Pesadilla) la danesa vuelve a conseguir un equilibrio fantástico entre géneros tan dispares como el black metal, el folk de aires célticos y el doom. Un disco muy interesante en el que zambullirse para evadirse de todo, hasta de uno mismo. (Rosario López)

14 – Cryptoriana, the seductiveness of decay – Craddle of Filth

Hacía tiempo que un disco de Dani Filth y compañia no me emocionaba tanto Los temas tienen mucha fuerza, y parecen haber encontrado de nuevo la inspiración, con un doble bombo intenso, guitarras dobladas, punteos metaleros y los coros femeninos bien empleados, y temas llenos de detalles que cuestan varias escuchas descubrir. Destacan Western Vespertine, The Seductiveness of Decay y Heartbreak And Séance. (Sergio Morales)

 

13 – Nothing Feels Natural – Priests

Priests solían ser mucho más punk en sus demos y EP iniciales, pero con este, su disco debut, han sabido bordar el más difícil todavía: el dar variedad y profundidad a su sonido, con toques jazzies, guitarreros, surf rock y hasta funk. Capitaneados por las carismáticas voz y letras de Katie Alice Greer , en este disco cuestionan bajo un enfoque creativo esa absurda noción de normalidad que tan incrustada está en la sociedad. (Rosario López)

12- Turn Out the Lights – Julien Baker

En su segundo disco, la jovencísima Julien vuelve a batallar con sus demonios personales armada valientemente tan solo con su guitarra, su piano y su camaleónica voz. Un disco valiente para aquellos que se caen una y otra vez y se atreven a levantarse y a volver a echar a a andar. (Rosario López)

11 – Inheaven – Inheaven

Gran debut de esta banda londinense, que destacan por un sonido indie rock con claras influencias noventeras, y una muy interesante mezcla de las voces de Chloe y James. Temas cortos, directos y muy pegadizos hacen de este disco uno de los más interesantes del año. Temas destacados: Baby’s Alright, Treats, Stupid Things, Vultures y World on Fire. (Sergio Morales)

 

10 – MASSEDUCTION – St Vincent

Poco queda ya de la chica que cantaba como una princesa Disney con un lado oscuro en sus tres primeros discos. En este último disco St Vincent se reinventa por enésima vez y juega abiertamente a dar rienda suelta a su lado más pop y funky, pero no lo hace sin, de rebote, propinar cierta crítica a la industria musical y a todas esas entrevistas en que le hicieron preguntas absurdas solo por ser mujer. Tras un par de escuchas llenas de color, estridencias bailables y letras ácidamente bellas, hay que rendirse a la evidencia: sea con sintetizadores o guitarras y distorsión, todo lo que Annie Clarke toca se convierte en una fantasía, en toda una orgía para los oídos. (Rosario López)

 

9 – Melodrama – Lorde

Una de las artistas pop más interesantes de los últimos tiempos, Lorde ha publicado un muy buen segundo disco,más maduro y personal, que por momentos es muy bailable. Quizás no sorprende tanto como su debut, pero con temas tan sobresalientes como Green Light, Sober, Homemade Dynamite,Perfect Places o Supercut es indudable el talento de esta jovencísima artista, que hasta David Bowie definió como el futuro de la música. (Sergio Morales)

 

8 – Emperor of Sand – Mastodon

Lo gracioso de Mastodon es que cada disco nuevo es una especie de gusto adquirido: cuando crees que has entendido el estilo por el que van a tirar, y has apreciado el nuevo cambio de sonido, cada nuevo álbum se las apaña para pillarnos con el culo torcido. Emperor of Sand es quizá el mejor ejemplo de esa máxima: el disco donde se atreven a coquetear con el sonido más mainstream hasta la fecha, con temas tan fuera de lo esperado (y tan… coreografiables) como Show Yourself. Y pasado el susto inicial, si nos quitamos de encima puritanismos estilísticos, funciona. Nos rendimos, nosotros simples mortales no somos quien para juzgaros, Mastodon. Al menos no mientras sigamos teniendo orejas. (Rosario López)

 

7 – Plunge – Fever Ray

Karin Dreijer vuelve con su proyecto en solitario de música electrónica. En su debut los temas centrales eran la depresión, la muerte y la maternidad, con un sonido muy oscuro. En Plunge nos muestra su lado queer, más sexual y rebelde. Musicalmente es una mezcla entre su primer disco y The Knife, y si te gustan ambos proyectos, te encantará. Temas destacados: Falling, To The Moon and Back y Red Trails. (Sergio Morales)

 

6 – Ecca Vandal – Ecca Vandal

No la conocéis aún, pero si la escucháis, nos agradeceréis la recomendación. La grandeza de esta artista australiana es que no suena concretamente a nada que hayas escuchado antes. Mezcla en su batidora personal y sin ningún pudor géneros tan distantes como el pop rihannero,  el punk, el r&b y el hip hop y los defiende con una actitud y voz arrolladoras en un disco en que cada canción es una pequeña gran delicia. Todo adobado con letras feministas y sobre experiencias con las que cualquiera que sea (o recuerde lo que es ser) joven reconocerá como reales. Esta chica es the next big thing y si no, tiempo al tiempo. (Rosario López)

 

5 – Grow Up – Desperate Journalist

Desperate Journalist suelen captar la atención en una primera escucha por un cierto sentimiento de familiaridad: en cierto modo sus referentes musicales son bastante reconocibles desde el principio. Pero una vez te zambulles en sus canciones, te atrapan con su honestidad, y con este segundo disco muestran que su propuesta tiene mucho más que ofrecer que puro post-punk. Pop elegante con toques góticos y la increible voz de Jo Bevan bien arropada por unas baterías y guitarras con más garras que las de su disco anterior. Para enamorarse. (Sergio Morales)

 

4 – The Endless Shimmering – And So I Watch You From Afar

2017 nos ha traido el resurgir del genio creativo de unos ASIWYFA que habían mostrado ciertos signos de cansancio con la fórmula instrumental en su disco anterior, Heirs. The Endless Shimmering recupera el poso más intenso post-rock de las composiciones de su primer disco, sin abandonar del todo los toques de math rock dinámico que les habían llevado a la fama y con un extra de agresividad y oscuridad al que es imposible no sucumbir. Su disco más maduro y completo hasta la fecha, lleno de sorpresas e infinidad de lecturas posibles. (Rosario López)

 

3 – Visions of a Life – Wolf Alice

Wolf Alice continúan en su linea de no ceñirse a un solo estilo musical,al que ahora añaden un toque de rock setentero, y la apuesta les vuelve a salir bien. Con temazos tan diferentes como Heavenward, Yuk Foo o Don’t delete the Kisses, pasan con nota la difícil tarea de sacar un buen segundo disco tras un debut tan arrollador como My Love is Cool. Ojito al tema que cierra el disco y que da nombre al disco. Espectacular. (Sergio Morales)

 

2 – Hiss Spun – Chelsea Wolfe

Decir que Chelsea ha dado el campanazo con este disco sería quedarse muy corto. Con colaboraciones estelares, un sonido muy influenciado por los 90 y un pulso claramente metal, estamos ante un album que roza la perfección con la punta de los dedos. Misterioso, duro, y a la vez sensual y retorcido, este disco es como un hechizo del que no te puedes liberar una vez lo has escuchado. Puedes leer nuestra crónica completa aquí. (Rosario López)

 

1 – Modern Ruin – Frank Carter and the Rattlesnakes

Si hay un disco que nos ha marcado en este 2017, este ha sido sin duda el del pelirrojo al que tantos conocimos hace más de una década como cantante de Gallows. Salió a la luz en enero y ya entonces nos dimos cuenta en seguida del gran tesoro por desenterrar que teníamos entre manos, y ha llegado diciembre y aquí seguimos, doce meses después, todavía escuchando el disco en bucle y todavía encontrando en él vestigios de absoluta genialidad. Si en su anterior álbum la cosa ya prometía, Modern Ruin es el refinamiento de aquella fórmula ya ganadora inicial, la sutileza mediante la cual se aúnan la agresividad con los giros más melódicos, los riffs matadores, la urgencia punk, la tristeza más sincera, las letras siempre honestas y tan personales que se revelan tremendamente catárticas para quien se atreva a escuchar. Del enamoramiento inocente que embriaga a dos personas que aún se andan descubriendo el uno al otro, a reflexiones sobre la muerte, las adicciones, qué mundo queda para su hija, lo que se siente al dar conciertos o la muerte del amor romántico ante la rutina al vivir en pareja, estas doce canciones son pura poesía bañada en sangre caliente. Y es casi imposible escucharlas sin que a uno se le acelere el corazón. (Rosario López)

***

Menciones de honor: discos nacionales.

Cuerpos celestes – Ànteros

Ànteros  despuntan con fuerza con su primer larga duración, que recupera con nuevos bríos (nuevamente grabados) los cinco temas que ya formaron parte de su EP Lunas y añaden nuevas composiciones con las que ganan en contundencia y matices. Las voces gritadas de Endika suplen perfectamente las de Cándido tras su marcha, y la incorporación de Ruben (Viven) acaba de darle un nuevo punch al conjunto, que suena más poderoso que nunca. Todo el disco es para enmarcarlo, con unas dinámicas rítmicas fantásticas y unas melodías preciosas, pero temas como Polaris o Cressida son vello de punta total. (Rosario López).

Magnolia – Rufus T. Firefly

Victor Cabezuelo y Julia Martin-Maestro se zambullen en la psicodelia y nos regalan un disco sobresaliente lleno de referencias al cine, series o héroes musicales, pero sobre todo, esta lleno de amor, amor romántico, y amor a la música, que se transmite en cada uno de los temas. Un lujo de disco que merece ser escuchado en directo. Imprescindibles Nebulosa Jade, Tsukamori, o Cisne Negro. Imprescindible. (Sergio Morales)

Bookmark the permalink.

¿QUÉ TE HA PARECIDO? DEJA TU COMENTARIO