[CRÍTICA] Hyperview, de TITLE FIGHT – Giro al shoegaze

Title-Fight-PromoTres largos años han pasado desde que los americanos Title Fight publicaran su Floral Green y dejaran un buen sabor de boca a la crítica, pero esta vez, como ha sucedido con otras bandas del género, los chicos de Pennsylvania han dado un giro radical a su música.

Moda o no, la verdad es que se podría esperar algun cambio, primero fueron Tigers Jaw, que con su último LP Charmer tomaron una dirección hacia el emo más triste y melancólico, aparcando por completo sus partes mas punk. Luego llego Keep You, de Pianos Become The Teeth, donde abrazaron de manera contundente el emo y la melancolía pero a los de Maryland les salió bien la jugada y su disco entro en el Top 50 de los mejores de 2014 (cosa que no ocurrió con el soporífero Charmer de Tigers Jaw).

En Hyperview encontramos a unos Title Fight bastante influenciados por el shoegaze y el dream Pop o como yo lo definiría “Title Fight meets Slowdive”: pasajes lentos, guitarras de distorsión melancolizada y una voz que te sumurge de lleno en un disco que roza la penumbra.

10960131_827975010596399_3767844113463771979_o

Para los fans mas acérrimos de la banda este cambio quizás les provocara un rechazo total hacia la banda, atrás quedaron esas canciones feroces de minutajes bajos (entre uno y dos minutos) y aquellos Title Fight que no te daban un respiro para ahora encontrarse con una banda mas liviana, de temas de duración standard (tres a cuatro minutos) y que despierta otro tipo de sentimientos al oir su música.

Destacaría que Hyperview no es mal disco, es un álbum para un público más abierto de mente o para esos fans de TF que no suelen cerrarse a nada. En estos diez temas que encontramos a lo largo del disco podemos destacar New Vision, donde sacan a pasar una rabia shoegaze muy en la onda de My Bloody Valentine, o Your Pain Is Mine Now,  donde encontramos la parte mas melancólica de la banda mientras que en temas como Dizzy vemos el equilibrio entre ambos mundos.

En definitiva Hyperview es un álbum al que merece la pena darle mil y una oportunidades si no entra a la primera, porque bajo mi punto de vista este disco puede entrar en los mejores de 2015.

Nota: 8/10
Crítica: Aythami Postcore

Bookmark the permalink.

¿QUÉ TE HA PARECIDO? DEJA TU COMENTARIO