[CRÓNICA + FOTOS] Tocando el cielo: MAYBESHEWILL + FLOOD OF RED + EXXASENS en Barcelona

PORTADA_Maybeshewill_Razz3Gran noche de rock instrumental la vivida el pasado sábado 8 en Razzmatazz 3. Maybeshewill volvían a Barcelona para presentar su último disco de estudio, Fair Youth. Y venían en muy buena compañía.

Exxasens

La noche despegó con el rock instrumental con tintes espaciales de los locales Exxasens. Curiosamente era la segunda vez que les veíamos en esta misma sala y abriendo para Maybeshewill. Pero más allá del cartel y la sala ahí se acabaron las similitudes entre aquella ocasión y esta, porque con el tiempo no solo ha habido cambios en la formación (cambios a mejor, si se me permite añadir), sino que en este tiempo Jordi Ruiz y compañía han girado lo suyo y se les nota muy crecidos como banda, tanto a nivel técnico como de actitud. El sábado nos ofrecieron media hora de su mejor sonido, con más soltura que nunca sobre el escenario, y deslumbraron al público con temas como Rocket To The Sky o Mass Of Pluto.

Exxasens

Exxasens

A continuación saltaron a las tablas Flood of Red. No habíamos oído nada de esta banda escocesa antes de esta ocasión y tras un par de temas ya resultó evidente que estábamos ante un grupo con un sonido muy elaborado y único. Puede que su cantante, Jordan Spiers, pecara de cierta timidez al comienzo del concierto, pero en seguida se creció al sentir el calor del público. Y es que se nos metió en el bolsillo con una gran e inesperada voz que te desarma en directo, recordando a una versión mejorada de la de Anthony Green, de Circa Survive.

Flood of Red

Flood of Red La banda ofrece un sonido fresco y emotivo que conjuga estilos y sensaciones distantes (post-hardcore  y post-rock, dulzura y oscuridad, suavidad y contundencia). Les acabamos viendo muy cómodos a todos y felices de la acogida local mientras desgranaban las mejores perlas de su último disco, Throw, entre las que destacaron Lashes y The Treasure (I Have Lost). Con una sección rítmica y un uso muy inteligente de los teclados para crear atmósferas diferentes, el combo lo acababa de redondear los fieros coros del teclista que disfrutamos en el último tema del setlist. Gran descubrimiento.

Flood of Red

Flood of Red

Flood of Red

La fidelidad de los fans de Maybeshewill quedó demostrada esa noche, porque aunque la banda ya había tocado en Barcelona en abril (en nuestro querido Aloud Music Festival), la sala estaba ya muy llena cuando por fin llegó el momento de disfrutar de los grandes invitados de la noche. Crítica y público parecen coincidir en que en su último trabajo, Fair Youth, han bajado las revoluciones y dado mayor protagonismo a los teclados, y como para confirmar eso, empezaron el set con la tranquila y delicada In Amber. No se si pretendían enarbolar la bandera de los contrastes que derriten, pero eso es justo lo que transmitieron con lo que sonó a continuación: el imperio de las guitarras volvió a reinar con la explosiva Co-Conspirators, uno de sus temas más antiguos, potentes y completos, con el que supieron poner al público en movimiento y dieron toda una lección de energía sobre las tablas. Con Jamie, el bajista, llevando la batuta claramente a nivel escénico, resulta siempre apabullante ver al nivel al que toca el quinteto (ni una nota fuera de sitio) sin tener que sacrificar el pasarlo bien y dar juego a los fans.

Maybeshewill

Maybeshewill

Como hizo predecir ese comienzo, la noche entera se pasaría yendo de un extremo al otro: basculando entre la dulzura de los temas de Fair Youth, que en directo suenan con más pegada que en disco, eso sí, y el material más contundente y, que me perdonen los puristas del género, progresivo propio de sus discos anteriores. También hubo tiempo para las sorpresas, con una rareza inesperada: la antigua In Another Life, When We Were Both Cats, que seguramente ninguno de los presentes habríamos oído en directo antes y que fue un regalo caído del cielo con su impecable composición llena de cambios y su carga emotiva.

Maybeshewill

Maybeshewill

Y es que personalmente me dio la impresión de que canciones nuevas como All Things Transient, pese a ser bellas canciones, eran meros descansos necesarios en los que la banda podía respirar por fin entre la verdadera miga del concierto, la de joyas como Red Paper Lanterns, Accolades, o la descarga metal final de To The Skies From a Hillside, a cada cual más celebrada que la otra.

Maybeshewill

Maybeshewill

Pero como ya apuntamos en nuestra crónica del Aloud Music Festival, los de Leicester son expertos en elaborar finales de concierto perfectos, y esta noche no es una excepción: tras el tour de force de la ya mencionada To The Skies from a Hillside, todavía nos regalarían el extasis reivindicativo de Not For Want of Trying en la que quizá sea una de las interpretaciones más demoledoras y escalofriantes que les hemos visto nunca por aquí. Con el vello aún de punta quedó claro que no iban a tener piedad, porque acabaron con las guitarras rockeras de Seraphim & Cherubim y la He Films The Clouds Pt 2. En un momento cálido y mágico a más no poder, con músicos y público cantando al unísono como un solo coro eso de Now We’re Apart But Not Through Choice, paradójicamente nos sentimos más cerca de ellos que nunca. Ya lo he dicho antes, son un grupo de contrastes.

FOTOS Y CRÓNICA: ROSARIO LÓPEZ

Bookmark the permalink.

One Comment

  1. Pingback: [VIDEOS] Nuestra selección del Dunk! 15 - Flashes And Sounds

¿QUÉ TE HA PARECIDO? DEJA TU COMENTARIO