[CRÓNICA + FOTOS] Un concierto, dos visiones: ST VINCENT en la Sala Apolo

FS_stvincent_8198Que St Vincent es una de nuestros artistas de cabecera en Flashes And Sounds no es ningún misterio a estas alturas. Tanto nos gusta que tres de nosotros hemos acudido a verla en sus recientes conciertos de Barcelona o Madrid. Te ofrecemos una crónica especial del concierto de la barcelonesa Sala Apolo, a través de los ojos, los oídos y las cámaras de Lulu Voodoo y Rosario López. Un concierto, dos visiones personales de una noche para recordar.

St Vincent en Barcelona

Visión 1: “El milagro de Annie Clark”, por Rosario López.

Los labios de Annie Clark son rojos. Como los que lentejuela a lentejuela salpicaban el martes su vestido de gasa negro mientras cantaba Your Lips Are Red, montada a caballito sobre un guarda de seguridad en medio de la pista de la Apolo, rodeada de un público extasiado que no podía hacer otra cosa que venerarla. Ya son cuatro las veces que la he visto en directo y nunca dejarán de sorprenderme las sensaciones que me provoca su poliédrica personalidad en los escenarios ¿Estamos ante una princesa Disney con un lado oscuro o ante una aguerrida frontwoman punk de medias desgarradas? ¿Ante un humanoide post-moderno de movimientos crípticos o ante una niña capaz de prender fuego a todo su vecindario por simple curiosidad? La vemos cantar sobre animadoras caprichosas con aire solemne y dicción perfecta, subida sobre un podio, y una canción después se revuelca por el suelo ofreciéndonos los desvaríos del mejor noise guitarrero, dándose cabezazos con los fans de las primeras filas, retorciéndose de la risa. Y lo más excitante de ser parte una vez más de esta fiesta en que arte y diversión retozan sin reglas, es el saber que la leyenda de St Vincent sólo acaba de empezar. Y el darse cuenta de lo lejos que puede llegar esta chica porque, en noches como hoy, para ella el cielo es el límite.

St Vincent en Barcelona

***

St. Vincent

Visión 2: “Annie the Android”, por Lulu Voodoo.

Magnéticamente se acerca, pasito a pasito como una autómata japonesa. Con Rattlesnake se deja llevar por la cadencia del sonido y ejecuta su magia. Latigazos directos a los oídos, piel azotada con el salvajemente preciso punteo de su guitarra . Dibuja esas pequeñas ficciones extrañamente familiares, letras que toman sentido en el sin sentido de nuestras diminutas y raras vidas. Desbocada y sensual nos introduce en su personal universo, cautivadora sirena robótica que entona Chloe in the afternoon y nos posee con Cheerleader, mientras todos esos paisajes inventados de repente cobran vida. Frenéticamente nos abandonamos hasta sentir todos y cada uno de los riffs en carne propia, pues a cada movimiento seco que ella ejecuta sacudida queda alguna parte de nuestro cuerpo, como si de alguna manera estuviéramos conectados con ella, como muñequitos de vudú. Bendita explosión y distorsión descontrolada. Nos dejamos caer como ella y retozamos por el suelo ardiendo de puro éxtasis. Con Your Lips are Red llegamos a nuestro catártico final. Annie volvió a hacerlo, nos regaló parte de su luminosa oscuridad y nos encanta.

St. Vincent

Bookmark the permalink.

One Comment

  1. Me ha parecido una crónica cojonuda… Fue un concierto alunizante… Cómo diría Jesulín…

¿QUÉ TE HA PARECIDO? DEJA TU COMENTARIO