[CRÓNICA+FOTOS] DCode 2016: Bunbury lideró una jornada en la que triunfaron las bandas nacionales

cover_2_squareEste año el DCode Festival llegaba con el cartel más ecléctico de su historia, y seguramente la edición con menos pesos pesados. Aunque esto le ha pasado factura en cuanto a numero de asistentes, los que se acercaron el pasado sábado a la ciudad universitario seguro que encontraron propuestas suficientemente interesantes para todo tipo de publico.

Y es que el festival arrancaba fuerte con Nothing But Thieves, Belako (que pese a que se fue la luz en su segundo tema supieron reponerse y dar un bolazo) y León Benavente. Todos antes de comer y con un publico juvenil que se mezclaba con una gran cantidad de padres y sus pequeños, que sin duda disfrutaron de unos excelentes conciertos para empezar su educación musical. Después llegaría Cintia Lund, la ganadora del BDCoder, que a pesar de los nervios y el poco publico asistente (muchos aprovecharon para salir del recinto para volver cuando el sol apretase menos) supo dar un buen concierto. Tras el momento folk de Bear’s Den y el concierto más bien soso de M.Ward, llego el torbellino de Jimmy Eat World, que hizo que el publico se lo pasara bien a pesar de la terrible solana que caía a las 5 de la tarde. Con Oh Wonder llegó el pop bonito y estudiado, pero que no llego a calar tanto en el publico. Eagles of Death Metal dieron el punto macarra a la tarde, con un Jesse Hughes en plan showman, que se gustó ante el publico que ya empezaba a llenar el recinto. Iban tan sobrados que se atrevieron incluso a versionar a Bowie. Al mismo tiempo en el escenario 3, Carla Morrison desplegaba un espectáculo vibrante, en el que  tanto ella como sus músicos estaban muy metidos en las canciones. No es mi tipo de música pero reconozco que mereció la pena. De vuelta al escenario 2, Zara Larsson dio el concierto más pop de la jornada, bailarinas incluidas. La siguieron Love Of Lesbian en el escenario 1, que repetían en el DCode y saben perfectamente lo que hacer para ganarse al publico. Kodaline fue el momento más aburrido para mi del festival, muy blandos y genéricos para mi gusto. Llegaba al fin el momento de Bunbury, que nos traía su gira 30 años de mutaciones. Él fue el gran protagonista de la noche, y nos deleito con una selección de temas de toda su discografía, con temazos como Mar Adentro, Lady Blue, Que tengas suertecita o Maldito Duende nos dio una autentica lección de lo que debe ser un concierto de Rock. Mi festival termino a lo grande con el concierto de Triangulo de Amor Bizarro. Los gallegos lo petaron en el escenario 3 con un setlist en el que prevalecía su nuevo disco, y que hizo que el publico se volviera loco y se formaran pogos que pusieron nerviosos a los encargados de la seguridad, pero que no llegaron a producir ningún incidente. Con De la monarquía a la criptocracia termino el concierto, que nos dejo a todos satisfechos. Sin más os dejo con la galería de fotos de una larga jornada de música.

Nothing But Thieves
Publico 1
Belako
Publico 2
Belako 2
Leon Benavente
Cintia Lund
Bear's Den
M.Ward
Jimmy Eat World
Dagny
Oh Wonder
Eagle Of Death Metal 1
Eagles Of Death Metal 2
Carla Morrison
Zara Larsson
Love Of Lesbian
Kodaline
Bumbury 1
Bumbury 2
Bumbury 4
Bumbury 3
Publico 3
Triangulo de Amor Bizarro 1
Triangulo de Amor Bizarro 2
Triangulo de Amor Bizarro 3
Triangulo de Amor Bizarro 4
Publico 4
Publico 5
Publico 6

CRÓNICA Y FOTOS: SERGIO MORALES

Bookmark the permalink.

¿QUÉ TE HA PARECIDO? DEJA TU COMENTARIO