[CRÓNICA + FOTOS] Alcest y Anathema en Barcelona: cuestión de clase

FS_Anathema_6813Noche de gala en la siempre acogedora Sala Apolo para poder disfrutar de nuevo de dos de las bandas más queridas de la escena prog en Barcelona: los franceses Alcest y Anathema. Con una nada desdeñable entrada en la sala, el público bullía de expectación para que unos y otros nos elevaran de nuevo.

Neige y los suyos saltaron a las tablas entre misteriosos claroscuros y empezaron a desgranar su selección musical para la noche: un setlist muy certero en el que repasaban algunos de los mejores temas de su disco Kodama, trabajo conceptual construido alrededor de La princesa Mononoke, de Hayao Miyazaki. Haciendo honor a la película que tiene como fuente de inspiración, la belleza y la fantasía en los temas como el que da nombre al disco, con el que empezaron la noche, Oiseaux de proie o Eclosion, parecieron elevarnos sobre las tablas de la Apolo. Una combinación perfecta al combinarse con la oscuridad de temas anteriores, como Là ou naissent les couleurs nouvelles o Delivrance, con la que cerraron su set. Les había visto en visitas anteriores pero no me acababan de convencer, pero esta noche con los temas escogidos y una entrega incuestionable, por fin me dio la sensación de que esta banda está a la altura de su leyenda.

FS_Alcest_6280 FS_Alcest_6282_1 FS_Alcest_6389 FS_Alcest_6402 FS_Alcest_6469 FS_Alcest_6574

Llegó el momento de dejarnos envolver por el particular universo de  una de las bandas más cercanas y a la vez elegantes del prog: Anathema. La banda tocó acompañada de atmosféricas proyecciones que le daban a la noche un plus de ambientación que le venía como anillo al tiempo al gran comienzo que fueron als dos partes de Untouchable. Salta a la vista que hay una gran conexión entre los miembros de la banda, por un lado (la química entre los hermanos Cavanagh y Lee Douglas brilla en cada conocierto) pero también entre la banda y su público. El mayor exponente de la misma fue su cantante, Vincent, que lo mismo tomaba prestada la cámara a una fotógrafa durante las tres primeras canciones y acababa haciéndonos a los fotógrafos y al público una foto con ella, que lanzaba caramelos al público o cambiaba la letra de una canción al castellano sobre la marcha. Incluso se animó a brindarnos una de las frases más bellas que he oído nunca como presentación de una de las canciones que tocaron: The quality of your love is the measure of your life (que se traduciría como “tu vida se vive por cómo amas”). La noche contó con momentos de gran intensidad, como  The Lost Song, Part 3, donde brilló al máximo el juego de voces Vincent/Lee, o los clásicos A Simple Mistake, la enérgica Closer o Pressure. Abundaron también las sorpresas, como cuando Danny se quedó solo para estrenar a voz y teclados The Exorcist, uno de sus temas de su nuevo disco en solitario (que salía a la venta ese mismo día), o cuando Lee tomó todo el protagonismo y nos ofreció una estremecedora versión del Glory Box de Portishead. ¿Para rematar? Nada como rescatar del baul de los recuerdos Fragile Dreams, eso sí, con una intro especial de Shine on You Crazy Diamond de los Pink Floyd, por si a alguien le quedaban dudas de que bandas con la clase de esta quedan pocas. Bravo.

FS_Anathema_6652 FS_Anathema_6805 FS_Anathema_6810 FS_Anathema_6813 FS_Anathema_6944 FS_Anathema_6954 FS_Anathema_6972_1

 

Guardar

Guardar

Rosario López

About Rosario López

Autodidacta, su pasión por la música y la fotografía desde que tiene uso de razón ha desembocado en su especialización como fotógrafa de conciertos. Empezó a inmortalizar momentos decisivos desde el foso para varias publicaciones online en 2008. En 2013 fundó Flashes And Sounds para dar rienda suelta a su pasión por el periodismo musical. Cree en las fotos que se pueden escuchar.

Bookmark the permalink.

¿QUÉ TE HA PARECIDO? DEJA TU COMENTARIO