[CRÓNICA + FOTOS] From now on, dulce BASIA BULAT

basia2-PORTADALa cautivadora Basia Bulat presentó el pasado viernes 31 de enero su nuevo disco en La 2 del Apolo.
Casa Celia

Abrieron la velada Casa Celia, el proyecto de Rafa de los Arcos de Manos de Topo. Piano, melodías pop, charlas en un café y una sonrisa. Su aparente sencillez engancha.

Por un instante se hizo el silencio y apareció la frágil Basia Bulat, multinstrumentista portentosa que hizo gala de su virtuosismo tocando varios instrumentos como la guitarra, la cítara, el piano o el charango. Basia es encantadora y muy dulce.

Basia Bulat

Prueba de ello, el momento en que se dirigió a un seguidor que estaba en la primera fila con un You’re amazing después de ver lo emocionado que se mostraba en todo momento. Esa naturalidad y sensibilidad es lo que la convierten en pura adicción. Y es que Basia emociona. Te brinda instantes únicos de tristeza y alegría a partes iguales desde el prisma de una niña pequeña tímida.

Basia Bulat

Con un castellano perfecto presentó Tall, Tall Shadow, una revisión del folk canadiense con toques electrónicos y pop, una Joni Mitchell de nuestro tiempo. Tras un inicio un tanto turbulento al acoplarse el sonido de los móviles con el sonido de los instrumentos, se dirigió a la multitud ya hipnotizada y con una sonrisa pidió que la ayudáramos apagando los teléfonos. Repasó casi en su totalidad su nuevo álbum y nos enamoró con melodías preciosistas como la delicada Paris or Amsterdam, Tall Tall Shadow o la embelesadora It can’t be you que es poesía en estado puro y con la que concluyó.

Basia Bulat

Sus melodías evocan a paisajes silenciosos, a parajes abandonados, a la nieve que cae sobre la lengua, al hundir la mano en la hierba, a las lágrimas saladas, al instante previo a un beso… a la vida. Canciones que remiten a la infancia y a esos interminables paseos en bici por algún pueblo perdido no encontrado. Esas son las imágenes que crea una soberbia Basia Bulat al piano, a la cítara, a la guitarra… con esa voz profunda y intensa que te eriza la piel. Con una emotiva versión de uno de los temas más emblemáticos de Joan Manuel Serrat, Tu nombre me sabe a hierba nos enamoramos de ella y de su magia.

Basia Bulat

Crónica y fotos: Lulu Voodoo

Bookmark the permalink.

¿QUÉ TE HA PARECIDO? DEJA TU COMENTARIO