THE CRANBERRIES, nostalgia pop en Pedralbes

The Cranberries_PORTADAEl cuarteto irlandés más famoso de los 90, The Cranberries, fue el encargado de inaugurar la presente edición del carismático Festival Jardins de Pedralbes, en el siempre impecable marco de los jardines del Palau Reial barcelonés. La firme base de fans de los irlandeses respondió a la cita y en seguida se colgó el cartel de “no hay entradas”, y a cambio The Cranberries ofrecieron un concierto que sin duda alguna dejó a todos satisfechos.

La banda dio comienzo al concierto con una evidente tónica rockera, sin andarse por las ramas y descorchando a la primera de cambio hits como Analyse, Animal Instinct o Linger.

The Cranberries

The Cranberries

Si bien pudo parecer que empezaban demasiado fuerte y que no iban a quedar cartuchos que quemar más adelante, en seguida se hizo evidente que nos equivocábamos. Quizá porque ya nos visitaron en 2012 con la gira de Roses, quizá porque aquel fue el último disco de estudio lanzado por la formación hasta la fecha, lo que vimos en Pedralbes fue sin duda alguna un concierto dedicado plenamente a los grandes éxitos de su carrera. Ode To My Family, Free to Decide, Just My Imagination, Salvation, I Can’t Be with You, Ridiculous Thoughts y por supuesto Zombie, llevaron al público al éxtasis.

The Cranberries

The Cranberries

The Cranberries

Pasado el calentamiento necesario de las primeras canciones, vimos a la banda bastante distendida, contenta de ver a sus fans aunque quizá Dolores no estuvo tan comunicativa con ellos entre canción y canción como hubiéramos esperado. Si además tenemos en cuenta que las canciones sonaron todas más rápidas de lo normal, no es disparatado pensar que a lo mejor la banda sentía que había demasiadas canciones que se querían recuperar fuera como fuera para el público, y que no había tiempo que perder, y quizá valió la pena ese sacrificio si tenemos en cuenta que recuperaron hasta la a veces escurridiza (y celebradísima por el público) Promises durante un fantástico bis en que también lucieron You And Me y Dreams. Eso sí, vocalmente Dolores demostró estar una vez más al cien por cien, y mantuvo a raya los dejes tiroleses que en el pasado a veces sobrecargaban durante todo un concierto. Oirla fue emocionarse, sobretodo durante las anteriormente mencionadas Linger o Ode To My Family.

The Cranberries

La verdad es que cuando una ve en persona un concierto tan basado en recorrer lo más granado de una discografía, es inevitable plantearse si no estará viendo a la banda en cuestión por última vez antes de una disolución definitiva. Esperemos que no sea el caso de The Cranberries, porque a juzgar por la reacción del público, que apenas podía mantenerse sentado en sus sillas entre canción y canción, los irlandeses aún tienen mucho que ofrecer, aunque sea bajo la bandera de la nostalgia noventera.

FOTOS Y CRÓNICA: ROSARIO LÓPEZ

The Cranberries

The Cranberries

Bookmark the permalink.

¿QUÉ TE HA PARECIDO? DEJA TU COMENTARIO