[CRÓNICA + FOTOS] Devil Came To Me – DOVER en Razzmatazz 2

dover-sqHace apenas unos meses que ya visitaron Barcelona con la gira Devil Came to Me, en dos fechas que pusieron boca arriba el Music Hall. El pasado viernes, ya en el tramo final de la gira, volvieron a tocar en la ciudad condal, esta vez en un Razzmatazz 2 a rebosar de fans entregados.

Dover - Razz 2

Con una puesta en escena sobria, y empezando con Rain of the Times y la cañera Pangea, Cristina y los suyos desgranaron los temas del que seguramente sea su disco más legendario y con el que la mayoría de los que allí estábamos les habíamos conocido. Aunque personalmente no sabía qué esperar de esta reinterpretación de su vertiente más rockera, hay que decir que defendieron su repertorio más clásico con muy buen sonido y actitud, y las canciones no perdieron su punch original por mucho que en sus últimos trabajos el grupo haya tirado por otros derroteros estilísticos.

Dover - Razz 2

Amparo como es habitual hacía de maestra de ceremonias entre canción y canción salpicado la noche de anécdotas divertidas de los comienzos de la banda.  Cristina se mostró en buena forma vocal, y aunque pareció que le costaba un poco entrar en calor (en la primera parte del concierto estuvo un poco estática),  tuvo gestos de complicidad incitando al público en los temas más celebrados.

Dover - Razz 2

Quiero destacar lo efectivo de la sección rítmica: el set de batería de Jesús actuaba como el corazón que bombeaba contundencia al conjunto y hacía temblar la sala, mientras que Samuel, con la presencia más rockera y la actitud más espectacular del grupo, no daba tregua. Canciones como Push y La monja mellada brillaron especialmente gracias a ellos. Además de revisitar Devil Came To Me, también hubo momentos para recordar otros temas de la discografía más temprana del grupo. El que más protagonismo tuvo fue Late At Night, segundo disco y del que tocaron Four Graves, Cherry Lee, Far, The Hitter o DJ. Pero también se recuperaron Angelus y She Will, del disco Sister, o Better Days, de I Was Dead for 7 Weeks In The City of Angels. 

Dover - Razz 2

El conjunto de canciones quedó muy equilibrado, aunque hay que decir que fueron los grandes clásicos del disco debut los que hicieron enloquecer al público, como se vio claro con ese gran himno que es Serenade, o con el bis colofón final a cargo de Devil Came to Me y Loli Jackson. Ahí sí que vimos el potencial máximo de noches como esta, con Cristina ya mucho más suelta, risas y mucha actitud: un grupo pasándoselo bomba echando la vista atrás sin complejos.

Crónica y fotos: Rosario López.

 

Bookmark the permalink.

¿QUÉ TE HA PARECIDO? DEJA TU COMENTARIO