Claroscuros: Blue Willa y Honeybird and the Birdies en La 2 de Apolo

MhoneybirdLa Sala Apolo de Barcelona inauguró el pasado viernes 17 de enero el ciclo de conciertos Be my Guest dentro de los Caprichos del Apolo. La idea del ciclo es dar a conocer propuestas innovadoras de escenas musicales de otros países. Los primeros invitados fueron las bandas Honeybird & the Birdies y Blue Willa, dos promesas del art-rock italiano actual.

Honeybird And the BirdiesAbrieron Honeybird and the Birdies, que desplegaron sus alas coloridas mostrando su fusión de influencias caribeñas y africanas , voces polifónicas y mucha actitud. Honeybird se nos presenta como la heredera natural de Amanda Palmer, en cuanto a la energía que desprende y a su personalidad punk. Psicodélicos, divertidos y muy empáticos, conectaron a la perfección con un público dispuesto a bailar y celebrar la vida para demostrar que somos ciudadanos del mundo y que lo más importante es no perder nunca la humanidad que desgraciadamente parece que hoy en día se pierde a una velocidad pasmosa.

Honeybird And the BirdiesPresentaron su disco You Should Reproduce, una amalgama de influencias y de diversidad cultural interpretado en varios idiomas. Honeybird se dirigía al público en un excelente catalán y como la perfecta anfitriona de una fiesta llena de color donde ella y sus birdies bailaban sin perder de vista su vena reivindicativa y su amor por la música. A destacar, la emotiva interpretación de Perejil y el concurso improvisado para llevarse el condón de Honeybird & the Birdies consistente en adivinar el idioma de la canción interpretada. Una bomba de diversidad y buen rollo.

Honeybird And the BirdiesLa penumbra inunda el escenario, sólo iluminado por un débil contraluz. De él emergen cuatro siluetas misteriosas. Se oyen los primeros compases y una voz de sirena acompañada de una melodía atronadora que envenena tus entrañas y que dulcemente te atrapa. Ellos son Blue Willa y se erigen como uno de los grupos más interesantes del panorama italiano.

Blue Willa Blue Willa son hipnóticos y a la vez perturbadores. Saben como crear esos paisajes sonoros oscuros y intensos al puro estilo Lynchiano . Sus temas nos remiten a las ensoñaciones más desgarradoras de Edgar Allan Poe y recuerdan a escenas de Blue Velvet o Twin Peaks con tintes del cabaret de los años 30. Presentaban en Barcelona su álbum homónimo, Blue Willa, con temas tan potentes y adictivos como Eyes Attention, Spider, Rabbits o la mágica Moquette.

Blue WillaSerena Alessandra Altavilla, impone y llena la sala con solo su presencia. De aspecto frágil pero inquietante, estamos delante de una frontwoman de la cual no puedes apartar la mirada. Te toma de la mano y lleva por habitaciones de hotel destartaladas iluminadas con luces tenues e intermitentes. En cada uno de esos parajes te encuentras cara a cara con tus propias oscuridades y luces. Un recorrido interior desgarrador y emocional iluminado por la voz de Serena, que nos recuerda tímidamente a una Alison Goldfrapp fusionada con la fuerza de Diamanda Galas. Su voz acompañada del guitarrista Mirko Maddaleno, soberbio, eléctrico y magnético seducen, cautivan y nos regalan momentos épicos de distorsionada explosión entre ambos. El puzzle queda perfectamente completado por el enérgico bajista Lorenzo Maffucci y la potencia salvaje del batería Graziano Ridolfo. Mi nueva deliciosa obsesión.

Blue Willa Queda patente el savoir faire de nuestros vecinos italianos y la caprichosa elección en este primer Be my guest que conjuga a la perfección la luz de Honeybird & the Birdies con la oscuridad de Blue Willa. Dos bandas muy diferentes que se compenetraron y convirtieron la noche del viernes en una velada perfecta.

Blue Willa
Blue Willa
Texto y fotos: Lulu Voodoo

Bookmark the permalink.

¿QUÉ TE HA PARECIDO? DEJA TU COMENTARIO