[CRÍTICA] “How To Stop Your Brain In An Accident”, de FUTURE OF THE LEFT – Orgullosamente incómodos

Futureoftheleft-218A los galeses Future of the Left no se les da especialmente bien morderse la lengua: Falco y los suyos nunca se han llevado bien con la maquinaria interna de la industria musical, hasta el punto de que a base de encontronazos y letras envenenadas se han acabado viendo sin apoyo discográfico para publicar su cuarto disco.

Pero lejos de amedrentarse, han sabido dar la vuelta a la tortilla y han optado por la autoedición en su propio sello discográfico, Prescriptions. Ayudados de un crowdfunding en que gracias a las donaciones de sus fans alcanzaron en el plazo inaudito de seis horas la totalidad del objetivo de la campaña, el grupo parece haber hecho por fin el disco que les ha dado la santa gana, y ese es How To Stop Your Brain In An Accident.

Y ahora lo escuchas y no puedes más que celebrarlo, porque resulta obvio que por libres que parecieran hasta ahora, siempre había habido factores externos que les habían cortado las alas. Porque ojo, nos encontramos ante el mejor disco de los galeses hasta la fecha. Que ya es decir.

El disco nos devuelve a un sonido y a unas intenciones que nos recuerda a la crudeza de los seminales Mclusky y a los inicios del grupo, pero también a grandes bandas como (ahí es nada) Faith No More, como ocurre en el primer tema, el pesado y cargado de hiel Bread, Cheese, Bow and Arrow. Pero ojo que eso no es todo, también hay joyitas que beben del punk británico como la pegadiza y contestona Johnny Borrel Afterlife, odas a la incomodidad como la apisonadora que es Future Child Embarrassment Matrix (con letra no apta para todos los públicos) y la suficiente confianza en sí mismos para tontear con gran dignidad con el indie pop con The Male Gaze, con esos coros en falsetto “oooh-oooh” que parecen un homenaje a los mejores Pixies. I Don’t Know What You Ketamine (But I Love You Just The Same) os pillará por sorpresa con su contraste entre el inicio contestatario y algo machacón y final con coros, guitarras y redobles de baterías preciosistas (sí, habéis leído bien, no les asusta sonar bonito). How To Spot A Record Company es como cabía esperar por el título, el tema con la letra más rabiosa del disco, con una ejecución arriesgada y adrenalínica, en que personalmente me recuerdan mucho a los grandes Cardiacs. Y She Gets Passed Around At Parties nos sumerge en un mal rollo (sobretodo en el tramo final) que iguala el que nos provoca el título de la canción.

Llegados a este punto, ¿crees que les has pillado el rollo? No te preocupes, que aún pueden dejarte con el culo torcido con Something Happened, que parece sacada de una inquietante peli de terror, puedes engancharte a la gamberra The Real Meaning of Christmas o preguntarte de donde demonios habrá salido ese toque tan redneck en Things To Say To Friendly Policemen o esa instrumentación tan western de Why Aren’t I Going To Hell?

Estamos ante un disco orgullosamente incómodo, que manda a la mierda a toda la escala de los grises: o lo amas o lo odias. No es para todos los públicos, ni ganas, y hay que enfrentarse a su escucha lo suficientemenete abierto de orejas y de mente. Y con toda la munición que han sacado en este disco, creo que su disco cumbre, ese puñetazo definitivo sobre la mesa que haga que todas las miradas se giren hacia ellos, todavía está llegar. Aunque no creo que tarde mucho. Me guardo las cinco estrellas para entonces.

4-estrellas-M

“How To Stop Your Brain In An Accident”, Future of the Left. Prescriptions, 2013.

Bookmark the permalink.

One Comment

  1. Pingback: Nuestros 13 discos estrella del 2013 - Flashes And Sounds

¿QUÉ TE HA PARECIDO? DEJA TU COMENTARIO