[CRÓNICA + FOTOS] DAVID BYRNE & ST VINCENT en el Auditori

stvincentperfilEl pasado 7 de septiembre en el Auditori de Barcelona, tuvimos la oportunidad de degustar una delicatessen musical de esas que nunca se olvidan: David Byrne y St Vincent juntos sobre el escenario, juntando y revolviendo sus respectivas canciones, reinterpretándose a sí mismos. El motivo de celebración era ese fantástico disco, Love This Giant, que han compuesto a cuatro manos y dos cerebros.

“Dios los cría y ellos se juntan”, pensé en su día cuando me enteré de que se iba a dar esta colaboración. Porque aunque el ex líder de Talking Heads y Annie Clark pertenezcan a generaciones muy diferentes (aunque no lo había visto venir) en cierto modo todo encajaba. Y es que sin duda les unen importantes rasgos comunes: ambos son artistas con mucho carisma, ambos tremendamente creativos y mentes libres sin miedo a experimentar.

stvincentSM

Así que en el Auditori se palpaba la expectación, y para suerte nuestra lo que vimos fue una noche completamente a la altura de nuestras expectativas. Apoyados por una poderosísima banda de vientos, comenzaron fuertísimos con Who, efectivo primer single de su disco conjunto, en que tanto Annie como David se echaron sus primeros bailecitos: ya resultaba evidente la complicidad entre ambos. Le siguieron Weekend in the dust, con David quedándose discretamente en un segundo plano, y un versión de St. Vicent, Save me from what I Want, que sonó henchida de distorsiones y de sonoros vientos. Bajo una iluminación cálida y alegre, presenciábamos una efectiva puesta en escena en que la banda de músicos y los propios cantantes efectuaban coreografías perfectamente calculadas, como si se tratara de cómicos robots. Así dio comienzo Strange Overtones, primer tema de los Talking Heads en sonar, que arrancó una gran ovación al público. Lo cierto es que el ritmo no decayó, ni siquiera con los temas menos conocidos, aunque sí que tuvo sus momentos álgidos con temas específicos como Marrow (la canción de St Vincent en la que más partido se le sacó a saxo y trompetas, sonó enormísima), Cheerleader (con Annie cantando y toda la banda, incluyendo a David, tocando tendidos en el suelo como si estuvieran desmayados), la vitalista Wild Wild Life, de Talking Heads, y Northern Lights (con lucha de theremins mano a mano incluida, ganó ella).

davidbyrne9294SM

Hay que destacar que durante todo el show, no hubo una actitud paternalista de David hacia Annie como se hubiera podido esperar: ambos artistas tenían el mismo peso en el show y se trataban de igual a igual, ambos al servicio de las canciones y del espectáculo. Pero lo que nos acabó de matar fue el tramo final, simplemente insuperable: Cruel, Burning Down the House (realmente el Auditori ardió con semejante derroche de música sexy y desenfadada), una versión totalmente desnuda de The Party para tomar resuello entre susurros melancólicos y el final apoteósico con Road to Nowhere, con la banda dándolo todo recorriendo el escenario en círculos y David y Annie dando la mano a los fans entregados de las primeras filas.

La pasión por la música es esto.

CRÓNICA Y FOTOS: ROSARIO LÓPEZ

Bookmark the permalink.

One Comment

  1. Pingback: Los mejores conciertos de 2013 - Flashes And Sounds

¿QUÉ TE HA PARECIDO? DEJA TU COMENTARIO